Principal

Diario YA


 

DE JUBILADOS Y OTRAS COSAS

Las cartas con explosivos caseros enviadas a embajadas y a La Moncloa eran de un jubilado pro soviético

Manuel Parra Celaya. Un nuevo ridículo, que, al parecer, está pasando casi de puntillas o desapercibido para los medios subvencionados y obedientes, y para la inmensa mayoría de los ciudadanos ilusos. Nada de trama del odioso Putin, nada de una conspiración terrorista de largo alcance, con hilos en los medios de inteligencia en conflicto, contra Ucrania y sus valedores, empezando por el anciano Biden. Las cartas con explosivos de elaboración casera que llegaron a varias embajadas (¡y a La Moncloa!) fueron enviadas por un jubilado añorante de los mitos de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, cuyo reloj histórico dicen que estaba parado en los tiempos de Lenin o de la Pasionaria.

Monedero advierte que quien rompa la baraja, pierde

Iglesias tensa la cuerda

Luis Losada Pescador. Iglesias tensa la cuerda. Lo está haciendo con el policía infiltrado en movimientos antisistema catalanistas. Considera que se trata de una violación y un abuso sexual institucional. Responsabiliza a Marlaska de lo ocurrido. El objetivo es doble: en primer lugar, dar soporte moral a los antisistema catalanistas con quienes comparte el criterio de que cuanto peor, mejor y que el caos es una oportunidad en lugar de una amenaza. Pero además, Iglesias pretende tensar la cuerda con Marlaska. La tensión interna le gusta. Sabe que puede tensar la cuerda todo lo que quiera porque el PSOE no quiere romper el gobierno de coalición. Tanto él como Sánchez comparten el criterio de Monedero: el que rompa la baraja pagará factura electoral. Así que leña al mono.

Yihadismo en España: La izquierda radical no condena el atentado y la izquierda moderada lamenta la “muerte” de la víctima

Luis Losada Pescador. Si la víctima es de primera como las víctimas de la llamada violencia de género, entonces hablamos de ‘asesinato’ e incluso de “terrorismo machista”. Pero si la víctima es de segunda como el sacristán asesinado por el yihadista marroquí en Algeciras, entonces la izquierda radical prefiere guardar silencio. Repugnante. Cómplice. La izquierda supuestamente moderada del PSOE prefiere lamentar la ‘muerte’ de la víctima. Murió. Sin más. No fue asesinado. Sólo murió. Y si alguien denuncia el fanatismo religioso como Feijóo, entonces la izquierda se apresura a censurar y le califica de “irresponsable”. Y si alguien apunta al problema de la inmigración ilegal y desvontrolada como Abascal, entonces la izquierda le acusa de “fomentar el odio”.

¿Qué ha pasado en Castilla y León?

¿De verdad que la ecografía del no nacido es tan poderosa como para monopolizar el debate tantos días?

Luis Losada Pescador. Vox Castilla y León consigue arrancar de PP Castilla y León una de sus propuestas: un nuevo protocolo por el que los médicos ofrezcan ecografía y latido letal a las mujeres que quieran abortar. ¿Objetivo? Rescatar vidas del aborto. Así lo presentan en rueda de prensa y comunicado conjunto el pasado jueves 12. El asunto pasó relativamente desapercibido hasta que el grupo Prisa decidió hacer un ‘caso belli’ del asunto. Angels Barceló lo calificó de acoso y marcó la pauta de otros comunicadores. A partir de aquí, los populares empezaron a ponerse nerviosos. El tema del aborto estaba opacando su fácil opoisición al gobierno por ‘si es si’, sedición y malversación. Sémper sale en tromba y califica de “chollo” a Vox para el sanchismo mientras Feijóo guarda silencio. Toda la presión sobre Mañueco que sale en declaración institucional para defender la autonomía de Castilla y Léon y sus propias decisiones. Eso sí, rebaja el compromiso: ya no será imperativo para los médicos y potestativo para las mujeres, sino al revés: potestativo para las mujeres y sólo entonces imperativo para el sistema sanitario. Y el orden de los factores sí altera el producto…

Puigdemont se hace el ‘digno’ y dice que no se entregará a un juez español

Llarena se cobra la factura

Luis Losada. Tras entrar en vigor este jueces la eliminación del delito de sedición y la rebaja de la malversación, el juez Llarena emitió un auto por el que anunciaba que retiraba la acusación de sedición al haber sido suprimida en lo que califica como “despenalización” del 1 de octubre. Aprovecha para recordar que la existente regulación de la sedición hasta ahora era “perfectamente homologable” a nuestro entorno europeo, desmontando el mantra de que había que homologar el delito con Europa. Tampoco cabe considerar los hechos sediciosos de desordenes públicos agravados porque lo que hubo por parte del gobierno catalán fue un “desbordamiento” del orden constitucional, señala el juez del Supremo. Es decir, rebelión. Y en todo caso, sedición. Pero nunca desordenes públicos.

Paralelamente a la memoria de la República, existe el legado de la tradición de los levantamientos contra los opresores

Polacos, ucranianos, lituanos y bielorrusos no se doblegan ante nadie

Prof. Andrzej NOWAK. Historiador, sovietólogo. Profesor de la Universidad Jagellónica, profesor titular del Instituto de Historia de PAN. Ganador del Premio Lech Kaczyński, Caballero de la Orden del Águila Blanca. En 2023 se cumple el 160º aniversario del Levantamiento de Enero. A pesar de los años transcurridos, los ecos de esta rebelión armada siguen presentes en el debate público. La importante y difícil pregunta: “¿luchar (por la libertad del propio país) o no luchar?” sigue siendo recurrente en la Europa Central actual.

El significado y la trascendencia de la gesta del Levantamiento de Enero no pueden entenderse sin el contexto histórico de toda la región de Europa central, el actual territorio de Polonia, Ucrania, Lituania y Bielorrusia.

El aspecto dominante al echar la vista atrás a los más de trescientos años de la República de las Dos Naciones, habitada y creada por aproximadamente diez generaciones de ciudadanos, sigue siendo la tradición de libertad y ciudadanía, configurada por algo más de doscientos sejms (parlamentos), por miles de asambleas en los sejmiks (parlamentos locales). El profundo arraigo de esta tradición hizo que las personas que se nutrían de la herencia espiritual del estado polaco-lituano, educadas mediante las historias de sus antepasados, no pudieran aceptar vivir doblegados ante nadie.

LA VIDA EN LOS SONETOS

Pasto constante de la dictadura del miedo

MANUEL PARRA CELAYA. Si las mejores palabras sobre el amor se encierran mejor en los endecasílabos del clásico Garcilaso de la Vega (“por vos nací, por vos tengo la vida”) que en las Rimas del romántico Bécquer, pueden encontrarse lo que son acaso excelentes guías para las ideas y los valores en otro soneto clásico de nuestra época, como es el inmortal Envío de Ángel María Pascual. El templo de la Sagrada Familia de Barcelona sigue luciendo en uno de sus inacabados pináculos una refulgente estrella, que ya ha sobrevivido a dos Navidades y a ciertos reparos del Ayuntamiento.     La puedo ver brillar en cada anochecida y su simbolismo viene a ser para mí similar al que me sugiere, cada verano, al circular por la M40 en dirección a Ávila y Salamanca, la monumental Cruz del Valle de los Caídos que preside la sierra madrileña. En ambos casos -la Estrella y la Cruz-, pongo los ojos arriba, como dice el último endecasílabo del soneto del poeta navarro.

REHUIR EL FONDO DE LA CUESTIÓN

Para el Pensamiento Único, prevalece siempre la opinión del filósofo de la Escuela de Frankfurt y nunca la de Ratzinger

Manuel Parra Celaya. Comprobamos a diario que han dejado de tener validez social las categorías permanentes de razón, es decir, aquellas verdades que deben estar por encima de modas, opiniones e ideologías políticas. Este es uno de los fundamentos esenciales del Liberalismo desde su nacimiento histórico, perfectamente asumido por el actual neoliberalismo: la voluntad general, interpretada como la voluntad de la mayoría, y esta concretada en los pactos electorales o poselectorales de los partidos políticos, impone sus criterios considerados como dogmas de los que, como tales, no es lícito discrepar, a riesgo de caer en el ostracismo y el repudio.

se mostraba deseoso y esperanzado de gobernar en solitario, sin el concurso imprescindible de VOX

Feijóo y VOX: INSOMNIOS E INCOMODIDADES

MANUEL PARRA CELAYA. Como saben los lectores, no soy aficionado a escribir de política al uso; en parte, porque no entiendo (zapatero a tus zapatos…:¡ojalá se hubiera aplicado en España este refrán!); en parte, porque -como alguien aconsejó una vez- haga como yo, no se meta usted en política; sobre todo, porque, en mis momentos de más lucidez, prefiero ahondarme en los ámbitos de la Metapolítica, que es algo más importante, serio y difícil. Hago hoy una excepción, tras haber leído la reseña periodística de una entrevista que concedió el Sr. Feijoo a la COPE; al parecer, se mostraba deseoso y esperanzado de gobernar en solitario, sin el concurso imprescindible de VOX, formación con la que se sentiría “incómodo” en caso de tener la necesidad de acudir a su apoyo en forma de coalición para superar en número de escaños al actual frente popular.

afirmo que ni olvido ni reniego de nada

¿LASTRE O TESORO?

MANUEL PARRA CELAYA. ¡Hay que ver la cantidad de objetos, recuerdos, trebejos y chismes que llegan a acumularse en un domicilio particular! Los que ya contamos algunos años en nuestro haber -vamos a llamarle, piadosamente, que hemos llegado a una edad madura- hemos ido guardando celosamente elementos que han significado o siguen significando para nosotros evocaciones constantes de distintos momentos de nuestra vida; esa acumulación no sabemos, a veces, si se debe a su posible utilidad o responde a una mera nostalgia. No es extraño que su persistencia entre nosotros sea origen de amables discusiones con la cónyuge respectiva en pro de su permanencia o desaparición…